Francisco Torres












Ene 20 2016

Sobre la globalización y la evolución*

Por: Francisco Torres Romero

Haciendo un paralelo del fenómeno de la globalización mencionado en los últimos años, con el proceso de evolución de la tierra y de las especies que la habitan, aunque tienen espacios temporales muy diferentes si podemos encontrar muchas similitudes naturales y diferencias marcadas causadas por la influencia del hombre.

Dentro de las similitudes entre estos procesos podríamos citar algunas como lo son:

Las limitaciones geográficas limitan la distribución de las especies y las confinan a ciertas regiones especificas por lo tanto se ven obligadas a desarrollar evolutivamente capacidades para adaptarse satisfactoriamente a su medio como ejemplo de esto encontramos especies endémicas o que solo son capaces de existir en ciertos lugares con condiciones muy particulares, como pueden ser los murciélagos en una cueva, ciertos peces en fondo del mar, o los osos polares en el ártico.

En el caso de los seres humanos las limitaciones geográficas determinaron las culturas y costumbres de cada grupo haciendo que desarrollaran y evolucionar ciertas habilidades para poder garantizar su sobre vivencia como los Nukak Maku, que desarrollaron una cultura de vida nómada para poder adaptarse a las condiciones de las selvas tropicales del Amazonas o en el caso de los pueblos sobre el mediterráneo que desarrollaron algunas técnicas de navegación para poder usar el mar a su favor.

Otra similitud es que cuando una población determinada se adapta fácilmente a diferentes condiciones medio ambientales y cuando los recursos naturales tienden a escasear por el tamaño de la población se tiende a ampliar su área de distribución e influencia colonizando nuevas regiones y es así como al igual que encontramos en un mismo ambiente conviviendo especies endémicas, con otras cosmopolitas como lo son algunas aves e insectos.

En el caso de algunos grupos humanos se han dispersado por muchas partes del mundo colonizando nuevas áreas buscando nuevas fuentes de recursos naturales y alimento como lo hicieron en la antigüedad los romanos o los pueblos árabes que avanzaron sobre amplias regiones del mundo.

Un tercer punto común son Las migraciones de algunas especies que generan un intercambio permanente permitiendo una evolución más diversa generando nuevas divisiones en razas y variedades de algunas especies, como en algunas plantas y animales domésticos.

Las migraciones y la convivencia de diferentes pueblos han determinado el surgimiento de nuevas razas como los mulatos en América latina. Nuevas culturas, lenguas y técnicas.

Estos intercambios y mezclas tanto sociales, comerciales y militares generados por diferentes causas han ocurrido todo el tiempo casi desde que existe el hombre en la tierra, por lo cual se podría afirmar que el fenómeno de la globalización es un fenómeno natural para la mayoría de los seres vivos.

En cuanto a las diferencias del proceso de globalización de la naturaleza y de los seres humanos podemos citar las siguientes:

Las fronteras para la distribución de las especies de plantas y animales son determinadas por aspectos geográficos como la distancia entre los continentes, las diferentes temperaturas, las islas, los lagos etc.

En el caso de los hombres las fronteras de los países obedecen a intereses o caprichos causando muchas veces conflictos y traumatismos entre los pueblos como ocurre en el caso de México y Estados Unidos e Israel y Palestina.

En el caso de las plantas y animales no existe discriminación ni limitación por condición social (estrato, ingresos, idioma, color, genero, riqueza, educación), la competencia y lucha es por la sobre vivencia, hay libre desplazamiento e intercambio.

En el caso de los seres humanos se han creado innumerables discriminaciones entre los pueblos y dentro de ellos, y el interés para los mas poderosos no es su sobre vivencia sino la acumulación de capital, así no se cumpla ninguna función social.

Aunque la globalización se viene dando hace mucho tiempo con los intercambios comerciales y culturales en las últimas décadas se ha profundizado mucho mas debido a los grandes avances en infraestructura y medios de transporte, como en comunicaciones, hace algunos siglos no existían barcos, aviones o automóviles que facilitaran en desplazamiento de las personas.

Partiendo de la premisa de que la globalización es un proceso natural el dilema no debe ser si se acepta o no, sino como se debe hacer, como lo manifiesta el profesor Stiglitz “posiblemente la supresión de las barreras al libre comercio y la mayor integración de las economías nacionales puede ser una fuerza benéfica y su potencial es el enriquecimiento de todos, particularmente los pobres; pero también creo que para que esto suceda es necesario replantearse profundamente el modo en el que la globalización ha sido gestionada, incluyendo los acuerdos comerciales internacionales que tan importante papel han desempeñado en la eliminación de dichas barreras y las políticas impuestas a los países en desarrollo en el transcurso de la globalización”.

No debe hacerse oposición o defenderse a ultranza porque si a este fenómeno, ni al libre comercio ni a todo lo que esto acarrea, mas bien debe estudiarse detenidamente, tratar de entenderse y pensarse de tal manera que los beneficios sirvan para todos globalmente y no solo para los que mas poder tienen.

*ensayo preparado para la maestría de Administración Universidad de la Salle

Dejar una respuesta